BETO ORTELLADO : PABLO BISIO

Nuestra perspectiva del tiempo afecta el modo en que vivimos, trabajamos, nuestra salud e incluso nuestras relaciones personales.
La cabeza como icono contemporáneo, atemporal y eterno. La soledad de la mirada infinita, el vacío como posibilidad de existencia aleatoria. El sutil juego de la imagen que devuelve una incógnita al espectador. 
Existen dos posturas para comprender esta perspectiva temporal, una basándose en señales del entorno y otra producto de nuestra actividad interna.
Miradas esquivas validan la falta de respuestas a sus cuestionamientos. El expresar lo indecible.

TIERRA | argentina | cordoba

Logo_AAL_1.png
Logo%20ok_edited.jpg