:

Concebir el tejido como una práctica que reflexiona acerca del tiempo, y que demanda una desaceleración. Abriendo una temporalidad nueva, lenta, improductiva.

Un tiempo extraordinario.

Una regularidad alterada ocasionalmente por cambios sutiles de ritmo, insistencias de un color. Un juego cromático inestable y escurridizo.

CORDILLERA | CHILE