:

seguimos abriendo las ventanas.  luz tibia de sol, pigmento frio que trae el sur, ecos de sonidos lejanos, hojas que precipitan, hojas que despiertan. 

los gatos de la casa han logrado mantener el mismo ritmo; el tiempo del aseo personal, el juego diario, la pelea nocturna, el maullido del amor hambriento.

“la voz de alguien cuando viene del corazon, de aquel que mantiene toda pureza de la naturaleza donde no hay pecado ni perdon”.  
             Caetano

 

ARTAPLANTA WARSZTAT | ARGENTINA